Loading...
image - Los costes de adaptarse a la nueva normalidad (2ª parte)

Los costes de adaptarse a la nueva normalidad (2ª parte)

Back

Continuamos con el post anterior en el que íbamos enumerando una implementación de mejoras en la clínica dental para ofrecer una absoluta seguridad biosanitaria a quienes decidís poner vuestra salud oral en nuestras manos. (Si no leíste la primera entrada, pulsa aquí)

DISMINUCIÓN DE HORARIOS. 

Durante 2020 hemos adecuado los horarios de nuestra plantilla de trabajadoras y trabajadores, de manera que pudiésemos organizar diferentes grupos de atención a modo de grupos burbuja de mayo a septiembre dentro de lo posible. Durante esos 4 meses el horario de trabajo se redujo de 40 a 32.5 horas por persona, completamente estrictas debido a que el siguiente grupo debía entrar inmediatamente después. Redondeando, 33 horas. Esas horas no se descontaron en ningún caso del sueldo ni de las vacaciones.... mejor no calcular.

Haciendo encaje de bolillos 

MENOS CITAS 

Por nuestro volumen de trabajo, aparentemente no ha decrecido el número de citas por día, pero la realidad es que estamos dando citas a 3-4 semanas vista como mínimo para no sobrecargar las agendas y poder seguir los protocolos de seguridad y desinfección que hoy en día son más importantes que nunca.

 

APLAZAMIENTO DE TRATAMIENTOS DENTALES 

No sólo durante el confinamiento, sino también hoy en día, en según qué casos, preferimos aplazar tratamientos menos necesarios y que pueden suponer un riesgo extra de contagio tanto para pacientes como para el personal.

ADMINISTRACIÓN Y TRÁMITES BUROCRÁTICOS 

Un ejemplo... ¿Habéis pensado en todo el tiempo y coste de materiales que puede llevar para cualquier empresa hacer "x" justificantes al día? Desde un simple SMS, o bien por mail o por escrito, en función de las necesidades de nuestras y nuestros pacientes, es nuestro deber proporcionar justificantes de asistencia que sirvan como salvoconducto para poder llegar sin problemas, así como justificantes laborales para nuestra plantilla. 

 

Fue nuestra decisión, innecesaria legalmente, pero moralmente imprescindible para valorar el esfuerzo y compromiso de todas y todos los que formamos Peñota Dental.
En el ámbito de derechos laborales creo que hemos sido un referente estos meses, ya podéis perdonar la inmodestia, pero creo de veras que así ha sido.
Nos comprometimos desde el primer día, cuando aún no se sabía nada, a mantener todos y cada uno de los puestos de trabajo, y al final nos animamos incluso a contratar más personal.
ORGULLO DE EQUIPO.

 

Podríamos seguir y seguir y seguir, pero cerraré esta serie de artículos resumiendo que, por suerte hemos cerrado 2020 con unos resultados empresariales puramente económicos iguales a 2019.

Un 1% de crecimiento; gracias como dije, al esfuerzo común y a la confianza de la totalidad de pacientes, pero también con un aumento de gastos de entorno al 15%. Como podéis imaginar ésto ha supuesto una balanza final peor a la de otros años, pero increíblemente buena para lo que ha sucedido.

No puedo olvidar de solidarizarme con toda la comunidad de colegas de la odontología que durante este año han perdido su trabajo, han tenido que reducir plantilla o incluso cerrar su clínica por no haber podido soportar esta avalancha de costes sobrevenidos.

Igualmente con quienes estéis leyendo esto y pertenezcáis a otros sectores afectados... como consejo y consuelo, deciros que con muchísimo esfuerzo, imaginación, valentía, coste económico y un buen acopio de cojones y ovarios (perdonadme la licencia) se puede salir de ésta.

Gracias por la confianza a quienes nos habéis acompañado de cualquier manera.
Tanto al equipo, que no ha puesto una sola pega ante todas nuestras decisiones y ningún problema; y a todos y todas las pacientes que habéis seguido ahí.
Durante los meses más duros de marzo y abril atendimos urgencias de 9 a 14 todos los días presencialmente por muchas razones que ya expliqué a quien me quiso escuchar en mi perfil de instagram.

Seguiré contándoos más cosas la semana que viene.

Un fuerte abrazo y gracias por estar ahí.

 

Dr. Juan Carrascal

COL: 1079

Compartir: